El manga Utakata ni Warau llega a su fin

El manga Utakata ni Warau, de Kemuri Karakara, ha finalizado con la publicación del último episodio de la obra en la edición de junio de la revista Monthly Comic Garden (Mag Garden). El 31 de mayo saldrá a la venta el único volumen compilado del cómic.

La serie corta de la franquicia Donten ni Warau, fue publicada el pasado 5 de noviembre. La historia está situada 600 años antes de la obra principal.

Karakara hizo debutar el manga original Donten ni Warau en la revista Monthly Comic Avarus de Mag Garden entre los años 2011-2014. Asimismo, la secuela del manga titulada, Donten ni Warau Gaiden fue lanzada en el portal web "Beat's" perteneciente a Mag Garden en 2014, y terminó su serialización en febrero de 2017. Por otro lado, la obra ha inspirado una adaptación animada de 12 episodios en 2014 y una película live-action que se estrenó en marzo de 2018. Cabe destacar que, una precuela live-action se transmitió en línea en enero del mismo año.

Por su parte, el manga spin off Donten ni Warau Gaiden, también fue adaptado al anime en una trilogía de películas. La primera de ellas titulada Donten ni Warau Gaiden: Ketsubetsu, Yamainu no Chikai, se estrenó en Japón en diciembre de 2017, mientras que el segundo largomentraje Donten ni Warau Gaiden: Shukumei, Sōtō no Fūma, debutó en el mes de junio de 2018. La compañía Eleven Arts proyectó ambos filmes en agosto de ese mismo año en los Estados Unidos. Como dato adicional, en septiembre último, se lanzó la tercera y última de las películas.


¿De qué trata la historia?

La historia se desarrolla en el año 1878, en el undécimo año de la era Meiji. El número de japoneses insatisfechos con la labor del gobierno no para de incrementarse debido a la rápida occidentalización del país y a la prohibición de los samuráis. A fin de contener la creciente ola de crímenes, el gobierno inaugura una nueva prisión. Los tres hermanos Kumo (Tenka, Soramaru y Chutarou) son los encargados de transportar a los reclusos al centro penitenciario. Pero claro, no todo será coser y cantar.